Inicio alicante Un estudio realizado por científicas de la Universidad de Alicante y la...

Un estudio realizado por científicas de la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández propone medidas para evitar el abandono de la carrera académica tras la maternidad

Solicitan horarios flexibles, cumplir políticas contra el acoso y reducir el trabajo no remunerado, entre otras

ALICANTE, 5 (EUROPA PRESS)

Un estudio impulsado por científicas que también son madres, en el que participa personal de la Universidad de Alicante (UA) y la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante), ha propuesto distintas medidas para evitar el abandono de la carrera académica tras la maternidad.

En concreto, el grupo ha propuesto diez medidas como el apoyo durante el embarazo, el equilibrio entre la vida laboral y personal y crear oportunidades de avance profesional, según ha indicado la UMH en un comunicado.

El estudio está liderado por la investigadora del Departamento de Ecología de la Universidad de Alicante (UA) Esther Sebastián-González y cuenta con la participación de la investigadora del Departamento de Biología Aplicada de la UMH Eva Graciá.

Las científicas consideran que las medidas que han propuesto son “urgentes” porque “a menudo, los desafíos relacionados con la maternidad llevan a las mujeres a abandonar la academia después de su primer hijo”. En este sentido, han señalado que estudios realizados en Estados Unidos apuntan a que alrededor del 50 por ciento de las científicas de este país abandona la ciencia después de ser madres.

Leer más:  El 90% de los negocios turísticos en la Comunitat Valenciana ha implementado acciones para ahorrar agua, de acuerdo con Adestic

Entre las pautas que incluyen para invertir la situación se encuentra crear un entorno “más amigable” en los lugares de trabajo y medidas para apoyar a las científicas mamás, no solo durante el embarazo, sino también en el cuidado infantil, la lactancia y la fase escolar.

Las científicas de este estudio reclaman acciones destinadas a organizar, flexibilizar y distribuir equitativamente las actividades e investigación y docencia y medidas para el progreso profesional. A su juicio, de esta forma se conseguiría “luchar contra los problemas de salud mental, discriminación y acoso”.

El estudio también destaca la “necesidad” de una mayor representación de las mujeres en la ciencia, incluidas las madres, porque “la igualdad es un derecho fundamental” y, además, hay trabajos que certifican que “los entornos de trabajo diversos son más productivos e innovadores”.

Según las creadoras del decálogo, el beneficio de la implantación de muchas de estas ideas no lo será solo para las madres y padres trans, sino también para padres, cuidadores de personas dependientes, mujeres e incluso la comunidad académica en general.

Leer más:  Sucesos.- Evacuado un edificio de Calp tras un incendio en un calentador de gas

“Es imperativo que las instituciones académicas tomen medidas proactivas para fomentar la igualdad de género y empoderar a todas las personas, incluidas las madres, en el desarrollo de sus carreras científicas”, han resaltado.

Entre las medidas que propone este grupo de científicas está el apoyo técnico a la mujer gestante para trabajos de campo y laboratorio, así como políticas para facilitar horarios de trabajo flexibles y el trabajo remoto.

Otro punto que destaca el estudio es que se tengan en cuenta las bajas maternales y paternales en procesos de selección y en criterios de elegibilidad para becas y puestos de investigación. También solicitan la creación de guarderías y centros de lactancia en el trabajo y en reuniones científicas, flexibilidad en el horario y ubicación de trabajo y dar prioridad a los progenitores con menores para seleccionar los horarios de docencia en periodo escolar.

SUBVENCIONES ESPECÍFICAS

Asimismo, para apoyar el avance profesional de las madres, las autoras recogen otras cuestiones como poder extender al menos 18 meses por niño la ventana de elegibilidad para becas y subvenciones para madres científicas, exonerar el requisito de movilidad geográfica en becas y subvenciones para madres científicas. También solicitan crear subvenciones específicas después de largas pausas en la carrera.

Leer más:  Premio 'Música para la Imagen' del Festival Internacional de Cine de Alicante al compositor Arnau Bataller

Por otra parte, proponen crear, difundir y hacer cumplir políticas contra el acoso y la discriminación en todas las instituciones de investigación y reducir el trabajo no remunerado y no reconocido de las mujeres, como ser miembros de comités de contratación o tesis e igualar esta carga administrativa a la de los hombres.

El trabajo ha sido publicado en la revista PLOS Computational Biology con el título ‘Ten simple rules for a mom-friendly Academia’ (Diez ideas para un mundo académico más amigable para las madres).

En el estudio también han participado la investigadora del CREAF- entro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) Alejandra Morán- Ordóñez; la investigadora del Instituto Agroalimentario de Aragón de la Universidad de Zaragoza (IA2-UNIZAR) Irene Pérez-Ibarra; la investigadora del Departamento de Ecología y Evolución del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, centro mixto del CSIC y la Universidad de las Islas Balears (UIB) Ana Sanz-Aguilar, y la investigadora del CRETUS-Centro Interdisciplinar de Investigación en Tecnologías Ambientales de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) Mar Sobral.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa justicia respalda la gestión del Ayuntamiento para implantar la carrera profesional
Artículo siguienteSe atiende a una mujer y a policías por inhalar humo durante un incendio en un apartamento de Carolinas