Inicio alicante Barcala está evaluando opciones para manejar la cuestión del ruido y lograr...

Barcala está evaluando opciones para manejar la cuestión del ruido y lograr la “conciliación de intereses” entre vecinos y el sector de ocio

ALICANTE, 16 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha avanzado que el equipo de gobierno está estudiando medidas frente al ruido, con cambios para adecuar los niveles de sonido, que permitan “conciliar los intereses que están defendiendo los vecinos y con el ocio”.

Así se ha expresado este jueves el primer edil, al ser preguntado por los medios de comunicación por el posible recurso a la sentencia que insta al consistorio a declarar como Zona Acústicamente Saturada (ZAS) la calle Castaños, que consideró probado que el ruido de los locales de ocio y hostelería de dicha calle está “vulnerando los derechos fundamentales” de los vecinos.

Leer más:  Se ha encontrado un cuerpo sin vida en el vertedero de El Campello, según informaron las autoridades

Al respecto, Barcala ha insistido en que los servicios jurídicos del consistorio continúan estudiando si recurren o no a la sentencia, pero ha sostenido que, “con independencia del recurso”, tomarán medidas en la zona para “conciliar los intereses” que defienden los vecinos y los del sector de ocio, que cree que “tiene también su papel”.

“La ordenación implicará cambios, que adecuen la sonoridad, los niveles de sonido, a las necesidades de descanso de los vecinos, por supuesto que sí”, ha avanzado, pero no ha precisado medidas concretas.

Además de trabajar en dichas medidas, Barcala ha señalado que están preparando la Ordenanza del ruido y la de Vía Pública y ha apuntado que espera que con todos esos instrumentos puedan “dar una respuesta que sea satisfactoria para todas las partes”.

Leer más:  Mazón elogia la "atención creciente" en la Comunitat Valenciana ante las visitas de Feijóo en la campaña de las elecciones europeas

En relación a la declaración de la ZAS en la zona, que debería realizar el consistorio si la sentencia deviene firme, Barcala ha sostenido que “ni la sentencia, ni la propia ley establece qué medidas concretas son las que hay que implantar en una Zona Acústicamente Saturada”, por lo que ha recalcado que deberán ser los técnicos quienes evalúen “cuáles son las medidas que van a conducir a conseguir el objetivo de respetar los niveles de sonoridad”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorUn artículo sobre Hogueras y turismo gana el I Premio de Periodismo Turístico de Alicante
Artículo siguienteLanzan la primera aplicación web de inteligencia artificial para enseñanza