Inicio alicante Han sido desmantelados dos clanes familiares en Elche debido a la venta...

Han sido desmantelados dos clanes familiares en Elche debido a la venta de droga al menudeo

ALICANTE, 9 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas que presuntamente formaban parte de dos clanes familiares dedicados a la venta de droga y han desmantelado dos puntos de venta de sustancias estupefacientes al menudeo, en sendas operaciones contra el tráfico de drogas en el barrio de Los Palmerales de Elche (Alicante).

Los agentes de la Policía Nacional adscritos al Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de Elche iniciaron una investigación para la desarticulación de varios puntos negros de venta de sustancias estupefacientes, que se proporcionaba directamente a los consumidores finales, según ha indicado el cuerpo policial en un comunicado.

La Policía ha señalado que esta tipología delictiva lleva aparejada la comisión de otros delitos, tales como hurtos, robos con fuerza en vehículos, peleas y riñas entre los clientes que frecuentan estos puntos de venta de droga, lo que “acaba provocando una gran sensación inseguridad y alarma social en los vecindarios en los que están enclavadas las viviendas desde las que se suministran las sustancias, así como en sus alrededores”.

Leer más:  Alicante colabora con Google en la creación de una inteligencia artificial para el control del tráfico y la movilidad

Ante estos hechos, y en base a varias informaciones aportadas por los agentes tanto del Grupo de Atención al Ciudadano (G.A.C.) como de la Unidad de Participación Ciudadana de la Comisaría de la Policía Nacional en Elche, los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional en Elche iniciaron una investigación que señalaba a tres viviendas situadas en el barrio ilicitano de Los Palmerales como puntos de venta de sustancias estupefacientes al menudeo.

Tras diversas comprobaciones policiales, que consistieron en vigilancias sobre los domicilios de los investigados y seguimientos a las personas que frecuentaban estas viviendas, los agentes iniciaron la fase de explotación de la operación policial.

Leer más:  Un trayecto cultural y medioambiental sigue el rastro de Miguel Hernández desde Orihuela hasta Alicante

Los investigadores realizaron tres entradas y registros en los domicilios indicados, que finalizaron con la detención de cuatro personas, dos varones y dos mujeres que formaban parte de dos clanes familiares, por la presunta comisión de un delito de tráfico de drogas.

En los registros efectuados, los agentes se incautaron de un total de 166 gramos de cocaína, 178 plantas de marihuana, 1.700 euros y gran cantidad de útiles para la manipulación y venta de las sustancias estupefacientes. También intervinieron varias armas blancas, una pistola de aire comprimido y un vehículo de alta gama.

En una de las viviendas, dos los detenidos habían instalado una plantación indoor de marihuana, que contenía 178 plantas y cuya instalación estaba siendo alimentada por la electricidad obtenida mediante un enganche ilegal a la red eléctrica. Por ello, les imputan la presunta comisión de un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Leer más:  El Speis instala 300 detectores de humo en residencias de ancianos con el objetivo de fomentar la prevención de incendios

Además, otro de los domicilios contaba con medidas de seguridad, como una persiana metálica en la puerta presuntamente “con la finalidad de obstaculizar la labor de los agentes durante las entradas y registros para dar tiempo a los moradores de la vivienda a deshacerse de la droga, ya sea a través del inodoro u otros desagües”.

Todos los detenidos cuentan con antecedentes por tráfico de drogas y otros hechos de tipologías delictivas diferentes. Los arrestados, dos varones y dos mujeres de entre 33 y 53 años de edad, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Elche, quien decretó el ingreso en prisión para uno de los varones.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorHan hallado huesos de una ballena en el Puerto de La Vila Joiosa, Alicante
Artículo siguienteDaño axonal detectado mediante resonancia magnética como biomarcador temprano en pacientes con esclerosis múltiple