Inicio alicante El Tribunal Supremo confirma la absolución de un acusado que no brindó...

El Tribunal Supremo confirma la absolución de un acusado que no brindó ayuda a su pareja y resultó en su fallecimiento después de dejarla enferma en su automóvil

ALICANTE, 28 (EUROPA PRESS)

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la absolución de un hombre acusado de un delito de omisión del deber de socorro a su pareja, que falleció de un infarto poco tiempo después de que el varón la dejara sola indispuesta en su coche en Alicante, pese a que se “apercibió” de la gravedad de la situación.

El tribunal considera que la conducta del acusado resulta “especialmente censurable desde el plano ético”, pero añade que “el incumplimiento de un deber genérico de solidaridad no es suficiente para considerar cometido el delito de omisión del deber de socorro”, según ha indicado el Supremo en un comunicado.

Los hechos probados recogen que el acusado y la mujer, que mantenían una relación sentimental, habían quedado en verse y se desplazaron con sus respectivos vehículos hasta las proximidades del Tanatorio de Alicante, donde él aparcó su vehículo y condujo el de ella hasta un bar próximo donde tomaron una copa. Después, en el mismo vehículo y conducido por él se dirigieron a un motel.

Nada más entrar en la habitación, a las 18.45 horas, la mujer se sintió indispuesta, con mareos y nauseas, y decidieron marcharse de allí a las 19.05 horas. El acusado acercó el coche hasta el lugar donde estaba la mujer, le reclinó el asiento y le abrió la ventanilla.

Leer más:  Alicante tendrá vuelos a Roma desde abril gracias a WizzAir, que proporcionará tres vuelos semanales

Sobre las 19.40 horas, cuando llegaron a las inmediaciones del Tanatorio, el acusado se bajó del coche y permaneció unos minutos junto a la mujer, que seguía encontrándose mal y estaba sentada con el tronco hacia adelante y la cabeza sobre sus piernas.

Según los hechos probados, el hombre, “apercibiéndose de la gravedad y persistencia” que iba tomando la situación de la mujer, abandonó el lugar montado en su vehículo y dejando a su pareja sola.

Un vigilante de seguridad halló el cuerpo sin vida de la mujer en la misma posición en la que la dejó el acusado entre las 21.45 y las 22.00 horas, que había muerto sobre las 21.30 por un infarto agudo de miocardio.

Un Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Alicante condenó al acusado como autor de un delito de omisión del deber de socorro a seis meses de multa con una cuota diaria de cuatro euros (720 euros) y al pago de una indemnización de 30.000 euros a los familiares de la mujer por daños morales. No obstante, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) anuló esta sentencia y absolvió al hombre del delito por el que fue condenado en la instancia.

Ahora, el Tribunal Supremo desestima el recurso de casación interpuesto por la acusación particular, al que se adhirió el Ministerio Fiscal, en el que sostenía que de los hechos probados se desprende una situación de peligro para la vida de la mujer que fue conocida por el acusado quien, pese a ello, decidió omitir la asistencia que estaba obligado a prestar, marchándose del lugar.

Leer más:  El teatro Arniches de Alicante presenta la nueva versión de "Tío Vania" de Chéjov a cargo de la compañía Guindalera

La Sala considera que los hechos que se declaran probados no permiten identificar con la “necesaria claridad” la presencia de los presupuestos inexcusables de tipicidad. “Ni los síntomas de indisposición –mareo y náuseas– que presentaba la mujer al momento en que se marchó el hombre permitían representarse una situación de peligro grave y manifiesto para su vida –se descarta en la fundamentación jurídica que con carácter previo a ese episodio la mujer presentara síntoma alguno de afección cardiaca que fuera conocido por el acusado–“, subraya el tribunal en su sentencia, ponencia del magistrado Javier Hernández.

“Ni tampoco se describe una situación penalmente relevante de desamparo. Muy en particular, las circunstancias que permitan explicar por qué la propia mujer no solicitó telefónicamente asistencia médica durante el periodo transcurrido desde que comenzaron los síntomas de indisposición –sobre las 19.00 horas– hasta el momento en que el acusado abandonó el lugar –sobre las 19.40–, cuando, al tiempo, se declara probado que durante ese lapsus temporal la misma no perdió en momento alguno la conciencia”, añade el tribunal.

Leer más:  Sucesos.- Arde una nave dedicada al textil y retales en Cocentaina

VOTO PARTICULAR

La sentencia incluye un voto particular del magistrado Julián Sánchez Melgar, en el que expresa su discrepancia con el criterio de la mayoría y defiende que el recurso de la acusación particular debía ser estimado y, en consecuencia, condenar a una multa al acusado como autor de un delito de omisión del deber de socorro.

En su voto afirma que en el caso examinado concurren todos los requisitos que integran este delito. “Primero, que la persona tributaria de auxilio se encuentre en una situación de peligro manifiesto y grave; sin duda la situación era tan grave en el caso enjuiciado que falleció al transcurso de poco más de una hora de abandonarla el acusado”, relata el magistrado.

Igualmente, añade que otro requisito es que dicha persona “se encuentre desamparada”, a lo que indica que “la mujer se encontraba grave en un lugar inhóspito”. “Tercero, que la persona obligada conozca que se da dicha situación. El relato de hechos dice indudablemente que así era. Cuarto, que tenga capacidad, sin riesgo propio o ajeno, para prestar socorro personalmente o demandar el socorro a terceros, y no había en este caso, a mi juicio, elemento alguno que se lo impidiera”, concluye el magistrado en su voto particular.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorRechazo al Proyecto Elitista de la Superliga por Parte de Aficionados de Fútbol Europeo
Artículo siguienteEl tráfico circula normalmente en el eje Gadea-Soto-Marvá mientras finalizan las obras de reurbanización